5 razones por las que poner en marcha tu estudio de interiorismo ahora

blog crea tu estudio dise√Īo de interiores Aug 02, 2021

La reconversión de los hogares en oficinas gracias al teletrabajo, o las nuevas medidas de seguridad que deben cumplir las empresas para garantizar la salud de sus trabajadores, han provocado que estos profesionales se topen ante nuevos retos que, además, demandan también una rápida actualización de conocimientos para aprovecharlos al 100 %.

Aquellos profesionales que decidan apostar fuerte y poner en marcha su propio estudio de interiorismo en estos tiempos de crisis tienen también otra ventaja añadida: el acceso a los grandes gurús del sector, gracias a plataformas como Interior Design Masterclass, primera comunidad online de interioristas, arquitectos y profesionales del sector.

Estamos de acuerdo, la pandemia sanitaria ha llegado para quedarse durante un tiempo y los cambios que trae consigo también. Ya sea en nuestra vida familiar, personal o laboral, la evolución o cambio hacia nuevos estilos de vida es una realidad.

Pero lo que tampoco podemos obviar es aquella frase que dijo Albert Einstein: «Toda crisis representa al mismo tiempo una oportunidad».

 

Esto ocurre con un sector como el del interiorismo o diseño de interiores, el cual se ha topado de repente con un buen número de razones que pueden animar a sus profesionales a reorientar sus servicios o, directamente, echarse al ruedo y poner en marcha sus propios estudios de interiorismo.

Diferencias entre interiorista, decorador y arquitecto

Antes de adentrarnos en las razones por las que poner en marcha un estudio de interiorismo con la que está cayendo, es importante allanar el camino previamente y dejar claras las diferencias entre tres profesiones que, a menudo, tienden a confundirse… e incluso solaparse. Hablamos de los interioristas, los decoradores y los arquitectos.

Si empezamos hablando del decorador, debemos decir que el trabajo de este consiste en “vestir” el espacio, es decir, se encarga de estudiar y reorganizar los colores, texturas, luz, materiales o mobiliario. Sin embargo, el interiorista va mucho más allá de esta “vestimenta” y su función es más creadora, pudiendo cambiar la distribución del lugar, moviendo y tirando paredes, eligiendo nuevos materiales, etc.

Estas competencias mucho más profundas suelen provocar que muchas personas confundan a los interioristas con los arquitectos.  Pero la diferencia entre ambos se puede resumir de una manera muy sencilla: los interioristas se dedican, como su propio nombre indica, a los interiores de los espacios, mientras que los arquitectos trabajan en los exteriores de las construcciones.


5 razones por las que poner en marcha tu estudio de interiorismo ahora

Más allá de análisis y conjeturas, es hora de concretar y especificar las principales razones por las que, a pesar de todo, puede ser una buena idea poner en marcha un estudio de interiorismo en estos momentos. Ahí van cinco de las más importantes, aportadas por Arancha Fernández, CEO de Interior Design Masterclass.

1. Nunca fue tan fácil formarse de la mano de los grandes gurús del sector.

El nuevo panorama laboral ha puesto en relieve las tecnologías y otras nuevas formas de comunicación online que, por ejemplo, facilitan que los profesionales del interiorismo que decidan embarcarse en un nuevo proyecto empresarial puedan acceder a una formación de calidad sin necesidad de desplazarse más allá de sus despachos. «Más allá del conocimiento e iniciativa adquiridos previamente en nuestras experiencias o formaciones, es fundamental para el éxito de nuestro negocio seguir formándonos y si puede ser de la mano de los grandes referentes del sector, mucho mejor», afirma Arancha Fernández. «Esto es lo que ofrecemos en Interior Design Masterclass, encuentros virtuales con figuras como Alejandra Pombo, Francesc Rifé, Espejo&Goyanes o Light&Studio, entre otros. Si quieres crecer profesionalmente, debes aprender de los mejores», matiza.

2. Más tiempo en casa… y menos fuera de ella.

No hay discusión posible: 2020 ha sido el año en el que más tiempo hemos pasado en nuestras casas. Ya sea por el confinamiento total vivido entre los meses de marzo a mayo, o por la obligación de trabajar desde ellas de manera “indefinida”, lo que también parece claro es que esta tendencia se repetirá, por lo menos, durante 2021.

Esto ha provocado que un buen número de personas se planteen invertir un determinado presupuesto (o parte del que tenían destinado a las fallidas vacaciones) en dar un lavado de cara a sus viviendas, con el objetivo de proporcionarle un aire nuevo y aligerar en cierta medida estos próximos meses. Y es que como afirman algunos interioristas: «Invertir en un interiorista es invertir en salud».

3. Nuevas normativas en empresas y otros espacios de trabajo.

Por otro lado, un buen número de trabajadores se han visto obligados a regresar a sus puestos de trabajo (oficinas, coworkings, recepciones, call centers, etc.) algunos de los cuales se han visto obligados a adaptarse a las nuevas normativas de seguridad para evitar el contagio o la propagación del virus.

Algunas de estas empresas pueden ser un buen nicho de mercado para ofrecer nuestros servicios y asesorarlos en temas como la distribución y organización del espacio, la disposición de elementos y mobiliario, correcta ventilación de espacios, etc.

4. Oportunidad para reclutar un buen equipo de colaboradores y hacer networking online.

La elección de los colaboradores es un factor determinante cuando vas a poner en marcha un estudio de interiorismo. Por su parte el networking es muy importante y, aunque en este momento no se pueda realizar de manera presencial, es posible establecer relaciones profesionales de interés que te puedan ayudar a acceder a clientes, a conocer cómo se mueve el sector, identificar oportunidades, o, como hemos mencionado al principio. establecer alianzas con colaboradores que os permitan crecer simultáneamente.

«El networking es uno de los elementos clave a la hora de poner en marcha tu estudio de interiorismo. Por ejemplo, en Interior Design Masterclass logramos que arquitectos, interioristas y profesionales del sector contacten entre sí y, de esta manera, sigan creciendo profesionalmente», recuerda su fundadora.

5. Aprovecha las ventajas de las redes sociales y de su cada vez mayor consumo.

El mundo del interiorismo es 100 % visual y, si hay un canal cuyo consumo ha crecido exponencialmente en los últimos años, este han sido las redes sociales. Hablamos de Pinterest, Facebook, Tik-Tok pero, sobre todo, Instagram.

Con la llegada de la pandemia, el tiempo de permanencia en ellas se ha disparado aún más y muchos profesionales lo están aprovechando para posicionarse, hacer networking o, incluso, captar clientes. En el caso de tu estudio de interiorismo, puedes convertir tu propio hogar en un showroom que transmita tus principales ideas o líneas de estilo.

En definitiva, y pese a la complicada realidad en la que estamos inmersos, no hay excusas para poner en marcha nuestro propio estudio de interiorismo, recordando siempre que la formación online de calidad es una de las llaves que nos conducirán al éxito en nuestra aventura profesional.


 

CONTENIDO RELACIONADO


 

Revolucionando el dise√Īo de interiores: La Inteligencia Artificial ...

Mar 12, 2024

5 Formas en que la membresía de Interior Design Experience impulsa ...

Feb 06, 2024

PODCAST 20 I Cómo atraer proyectos de interiorismo con éxito, con H...

Sep 14, 2023